www.marialuisaaguilo.com

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

presentaciondocumentacion

CURRICULUM

BIBLIOGRAFÍA


ARTICULOS

La escritura blanca que cubre la superficie

"Un lenguaje elaborado a partir de las experiencias fauvistas y figurativas de sus comienzos y de su posterior inmersión en el informalismo y la abstracción geométrica".
Pintura y música en esencia
"Maria Lluïsa Aguiló en estas obras trabaja nuevos conceptos como el ritmo, la composición y el punto, para aproximarse a una tendencia mucho más plasticista y detallista".
La obsesión necesaria
"Del conjunto de la obra de Maria Lluïsa destacaría las pinturas que formaron parte de la exposición “Finestres Imaginàries” (Calvià, 1998). Una muestra basada en el silencio y el recogimiento interior".
La escritura y la imagen
"A través de la superposición de signos y colores crea espacios que evocan, a veces, la memoria del paisaje, como en sus obras Noche de bronce o Mensaje de otoño, a veces la memoria del color, como en Rojo japonés o Púrpura solemne".
Era cuando entonces
"He dicho que Maria Lluïsa ha explorado esta evolución en sentido inverso: de como la escritura puede convertirse en representación iconográfica, paisaje sorprendente y entrañable".
Pintar la voz, escuchar las imágenes
Al igual que ya había hecho con María Callas, Maria Lluïsa Aguiló ha hecho muchos cuadros a partir de una sola persona. Justo a la inversa que cuando retrataría a los ochenta y dos arquitectos. La diferencia no es, tan sólo, la personalidad de los retratados.
El velo de las palabras
"La pintura, la música y el habla fueron hitos definitivos en esta transformación transcendental. Tal vez por eso Maria Lluïsa Aguiló ha querido tener muy presente estos tres hechos para dar forma a su pintura".
Ortodoxia pictórica
"La pintura, la música y el habla fueron hitos definitivos en esta transformación transcendental. Tal vez por eso Maria Lluïsa Aguiló ha querido tener muy presente estos tres hechos para dar forma a su pintura".


En el Museo de Alvar Aalto, 1998
Finlandia